perros, ciencia, 320 KB, perros
PORTADA

CIENTÍFICOS REVELARON NUEVOS HALLAZGOS SOBRE LOS PRIMEROS PERROS AMERICANOS

México.- Utilizando información genética de 71 restos de perros arqueológicos de América del Norte y Siberia, un grupo de científicos obtuvieron nuevos hallazgos que sugieren que los perros americanos antiguos fueron casi completamente aniquilados por la llegada de razas europeas.

Los resultados de este estudio a cargo de investigadores de las universidades de Oxford, de Cambridge, Queen Mary y de Durham, se publicaron en la revista “Science” y los da a concocer hoy la Universidad de Cambridge en un comunicado.

La nueva investigación sugiere que los primeros perros domésticos que llegaron a América fueron traídos por personas que migraron de Asia, pero fueron aniquilados cuando los europeos comenzaron a explorar el Nuevo Mundo a partir del siglo XV.

Los científicos analizaron el ADN mitocondrial de 71 perros antiguos recuperados de sitios arqueológicos en Norteamérica y Siberia, la región más al norte de Asia que hace mucho tiempo tuvo un pasaje terrestre entre los continentes.

También secuenciaron el genoma nuclear (que representa el 99 por ciento de todo el ADN) de siete de los perros antiguos y compararon los genomas de esos perros con varias razas modernas y otras especies caninas vivas, como los lobos de Norteamérica.

Todos estos perros vivieron antes de que los europeos entraran en contacto con los pueblos indígenas de América; pero incluso los especímenes más antiguos, que datan de hace unos nueve mil años, vivieron mucho después de que los humanos cruzaran por primera vez el estrecho de Bering y se establecieran a lo largo de Norteamérica y Sudamérica.

TE PODRÍA INTERESAR: Investigadores descubren un método que podría detectar terremotos

Por tanto, representa un misterio dónde y cómo evolucionaron estos primeros perros domesticados, se indicó en un comunicado.

En estudios anteriores, los investigadores encontraron que los perros americanos antiguos tienen poco en común con los perros modernos, en cuanto a la genética.

Tampoco tienen lazos comunes con el lobo norteamericano, lo que sugiere que no fueron domesticados a partir de la población canina local que encontraron los protoamericanos; aunque estos perros sí compartieron más similitudes genéticas con razas como el Husky siberiano, aunque no como descendientes directos.

El escenario más probable, según los investigadores, es que los perros existían antes de la llegada de los europeos a América hace unos 10 mil años.

Aunque este linaje prosperó durante siglos, parece que su destino estaba ligado a los pueblos indígenas que fueron asesinados por los europeos.

Los autores del estudio comentaron que después de la llegada de los europeos, los perros nativos americanos casi desaparecieron por completo, dejando un legado genético mínimo en las poblaciones modernas de perros.

Mientras que algunos perros americanos podrían haber desaparecido por epidemias o haber sido eliminados intencionalmente por europeos, como a menudo lo fueron los pueblos indígenas, es probable que haya otros motivos para su desaparición.

Los europeos podrían haber preferido simplemente criar y mantener a los perros que trajeron de sus países de origen.

La teoría de los investigadores también se refiere al tumor venéreo transmisible canino (CTVT, según sus siglas en inglés), una forma de cáncer de transmisión sexual que se ha propagado a nivel mundial.

Debido a que los CTVT (y todos los cánceres) son esencialmente la forma mutada del ADN de un animal, es posible rastrear su estructura genética hasta el perro que la desarrolló por primera vez.

Por tanto, los especialistas encontraron que ese primer perro con CTVT estaba estrechamente relacionado con los perros pre-llegada de los europeos, lo que sugiere que la enfermedad se originó hace unos ocho mil años.

Aunque todavía hay mucha investigación por hacer para conocer por completo la historia genética del conocido como el mejor amigo del hombre, el estudio reveló nuevas pistas, aseveró la genetista de la Universidad de Stony Brook, Estados Unidos, Krishna Veeramah, quien ha estudiado la evolución del perro antiguo.

 

 

Notimex

 

 

VMG